Rutas senderistas en Jutlandia

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente este 05 de junio, os hablamos de tres de las mejores rutas senderistas en Jutlandia:

 
La ruta de Mols Bjerge discurre a través del Parque Nacional de Mols Bjerge, en la municipalidad de Syddjursdland. El tramo total es de 60 km, que es posible recorrer en tres etapas de unos 20 km. cada una: Kaløetapen, Bjergeetapen y  Ebeltoftetapen.
El paisaje del parque se formó hace 18.000 años, cuando el hielo dejó de avanzar y empezó a derretirse formando una masa de piedras, hielo y agua de la que surgieron valles y depresiones glaciares. Tiempo después, el hombre se asentó en la zona y moldeó el paisaje con tierras de cultivo y zonas de pasto. El paisaje actual está formado por suaves colinas, bosques, brezales y preciosas bahías a lo largo de la costa.
El primer tramo va de las ruinas medievales del castillo de Kalø hasta Femmøller. El segundo tramo es una ruta circular dentro de Mols Bjerge y el tercero discurre entre Femmøller y la localidad de Ebeltoft. Este último tramo llega hasta el lago de Stubbe, el lago más grande de Djursland.
Un grupo de socios de Espandinavia recorrieron  una parte del segundo tramo el pasado sábado y os pueden garantizar que es una ruta preciosa. 
 
 
Esta ruta, que fue denominada Ruta Cultural Europea en el 2010, recorre Jutlandia de norte a sur a lo largo de 500 km., desde la frontera alemana hasta la antigua capital de Dinamarca, Viborg. Es la ruta más legendaria de Dinamarca y sigue el trazado del camino por el que en la antigüedad viajaban peregrinos, ejércitos, comerciantes y mercancías hacia el sur antes de la llegada del ferrocarril.
El paisaje transcurre entre bosques, brezales, páramos, campos de cultivo y dunas en su última parte. La ruta se puede hacer a pie o en bicicleta. Es posible hospedarse en los albergues que se encuentran en el camino, la mayoría en antiguas granjas rehabilitadas.
El tramo inicial de Viborg a Jelling pasa junto al nacimiento de los ríos Gudenåen y Skejer, dos de los principales ríos de Dinamarca, y finaliza en la histórica localidad de Jelling, donde se pueden ver las conocidas piedras de Jelling del siglo X. En la primera piedra de Jelling aparece escrito por primera vez el nombre de Dinamarca, y por eso se considera la piedra del nacimiento de la nación. La segunda piedra describe la conversión de los daneses al Cristianismo decretada por el rey Harald Bluetooth. Las piedras están consideradas como parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO.
 
 
Es la ruta que va de costa a costa a lo largo de 130 km. desde Vejle, en el este, hasta Blåvandsshuk. Esta ruta sigue las depresiones de los valles de los ríos Vejle Å, Holme Å y Varde Å pasando por bosques, praderas y páramos hasta llegar a las llanuras moldeadas por el agua del deshielo y a las dunas de las playas del Mar del Norte.  A lo largo de la ruta hay varios puntos de acampada con agua corriente y lavabos. Se puede hacer la ruta a pie o en bicicleta.
 
Si os animáis a seguir alguna de estas rutas y os apetece compartirlo, podéis enviarnos vuestras fotos a: